Inicio - Prólogo - Introducción

En la actualidad, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), 56 millones de personas, estudiantes y profesionales, están involucrados en el campo de la salud, donde la falta de comprensión del lenguaje técnico genera, de manera permanente, problemas en la educación y en la asistencia médica; no obstante, ello no ha sido razón suficiente para propiciar la enseñanza en las diferentes facultades de ciencias de la salud del mundo. Cabe anotar que en este campo, una adecuada comunicación favorecería la atención de los pacientes y mejoraría la interrelación entre estudiantes, docentes e investigadores.

El vocabulario de la medicina tiene características complejas porque crece de manera incesante y al mismo tiempo es dinámico, gigante, cambiante y desordenado y son muchas las personas hablantes de lengua española que desean conocer los avances de la salud y tener claridad en la transmisión de los datos y mensajes básicos de las ciencias médicas. Para esta comunidad de hablantes, el lenguaje técnico también exige un alto grado de precisión tanto en la enseñanza como en el aprendizaje de su comunicación oral y escrita; fue pensando en la comunicación eficaz de este gran número de personas que se creó el Diccionario Académico de la Medicina (DIACME).

Son tres los propósitos de esta obra académica: el primero, organizar los aspectos esenciales de la comunicación científica de las ciencias médicas; el segundo, suministrar una herramienta útil para que estudiantes, practicantes y expertos, comprendan y apliquen, eficazmente los recursos de su lenguaje técnico científico; el tercero, interesar a los docentes de medicina en las acciones educativas sobre los temas que aquí aparecen.

Con respecto al primer propósito: históricamente, los diccionarios tradicionales de la medicina solo permiten la consulta de vocablos específicos dentro de un listado general alfabético; el DIACME supera la forma de consulta tradicional, dado que al ser una obra temática e interactiva propone múltiples aspectos del lenguaje de las ciencias de la salud, los cuales se organizan de manera educativa, pues cada uno se presenta de forma independiente y didáctica. Se trata de una estructuración sistémica de varios diccionarios de las diferentes áreas de la medicina, donde los usuarios podrán hacer consulta electrónica y hasta participar en la corrección de los textos monográficos.

Con respecto al segundo propósito: el DIACME se caracteriza por tener presentación en formato electrónico, el cual facilita la pesquisa automática; es educativo porque permite la comprensión de los diferentes componentes del lenguaje de las ciencias de la salud; es pedagógico ya que por medio del lenguaje automatizado acompaña al usuario en la exploración y lo guía a través de las remisiones lexicográficas, hasta lograr satisfacer sus necesidades de conocimiento; es terminológico porque precisa el vocabulario técnico y científico sobre la materia en cuestión; es de uso ya que quienes lo consultan podrán aclarar los diferentes elementos prácticos y teóricos de la comunicación científica; es diacrónico puesto que recapitula el origen etimológico de los diversos términos de la medicina y las palabras en desuso; es sincrónico pues muestra los conceptos actuales sobre diversos tópicos de esta ciencia; es temático por cuanto organiza de manera práctica los diferentes glosarios y vocabularios pertenecientes a diferentes áreas de las ciencias de la salud, y a múltiples ramas especializadas del saber médico, y selecciona dentro de centenares de miles de páginas electrónicas las más útiles para conocer la mejor información de las ciencias de la salud.

Con respecto al tercer propósito: el DIACME contiene, además de lo anterior, un área bilingüe que consiste en la traducción de nuevos términos del inglés al español, estructurada con el fin de mostrar al usuario el impacto que en las últimas décadas ha tenido la medicina estadounidense; también, es interactivo por generar canales de comunicación electrónica remota, con el fin de que los hablantes de la lengua española interesados en los diversos temas conozcan otros enlaces de interés general y los consulten, a la vez que presenten propuestas de corrección sobre los diferentes contenidos.

La metodología que se utilizó en la fase de recolección de materiales incluyó encuestas con expertos y especialistas de las áreas en cuestión; lo mismo que la revisión y selección de términos de los principales diccionarios de la medicina; de igual forma, se consultaron obras lexicográficas relacionadas con los diversos temas a tratar; además, se estudiaron algunos textos y se efectuaron numerosas aplicaciones prácticas de los glosarios con grupos de docentes, practicantes y estudiantes en cada una de las carreras de la ciencias de la salud y de cada especialidad de la medicina. Este ejercicio metodológico es el que le otorga al DIACME como obra académica y lexicográfica la credibilidad científica que requiere, ya que la información básica recopilada y consignada luego, en la fase diccionarística para cada uno de los artículos de definición, tiene nombre propio.

El DIACME, como su nombre lo indica, es académico porque asume con rigor los preceptos normativos de la lengua comprometida, lo cual hace explícito con el lema “El Idioma de las ciencias de la salud”, y porque es creado en la Universidad Nacional de Colombia y publicado por la Academia Nacional de Medicina. Es enciclopédico porque ordena sus temáticas y estructura sus artículos de definición con información y descripciones universales; al mismo tiempo, es especializado ya que presenta su contenido en orden alfabético e incluye voces únicamente de la medicina y de las ciencias de la salud; además, es terminológico en la medida en que precisa el vocabulario científico de dicha materia; es selectivo puesto que registra un repertorio de términos escogidos con criterios valorativos.

Aparte de lo anterior, el DIACME es ilustrado pues enriquece la definición mediante dibujos, fotografías, esquemas y tablas en blanco y negro y a color dentro y fuera del texto; es de uso y se preocupa por ayudar tanto en el desciframiento, como en el empleo real del vocabulario de la medicina a todo hablante de lengua española interesado en aprender y adquirir conocimiento; en este aspecto, al ser el objetivo primordial la comunicación, sitúa la información donde es más probable que el usuario la busque.

Cabe señalar que en su composición reúne varios diccionarios en una sola obra, de ahí que se le catalogue como temático pues organiza y presenta conjuntos de vocablos de acuerdo con las necesidades previamente estudiadas por parte de los especialistas, docentes y practicantes. Con este compendio especializado de diccionarios temáticos se quiere impulsar a que las facultades, departamentos y docentes de la salud, hablantes de lengua española, incluyan en la enseñanza los elementos básicos del vocabulario que van a utilizar sus estudiantes; también, ayudar a detener la desaparición de tópicos como la etimología y el inglés técnico ausentes en el currículo de algunos programas. Esta obra académica es esencialmente monolingüe y de soporte virtual magnético para todo aquel que desee adentrarse en el conocimiento de la medicina y de las ciencias de la salud.

ÁLVARO RODRÍGUEZ GAMA MD Autor


Colaboradores - Agradecimientos - Bibliografía