Müller, Paul Hermann (Premio Nobel de Medicina en 1948)
Foto: Wikipedia commons, sin autor.

Recibió el Premio Nobel por: por su descubrimiento de la alta eficacia del DDT como veneno de contacto contra varios artrópodos.

Importancia de la investigación galardonada: El DDT es un compuesto organoclorado utilizado como insecticida. Fue de gran utilidad para tratar infecciones causadas por artrópodos, que equivalen a más de las dos terceras partes de las especies animales conocidas y son portadores de numerosas enfermedades.


(Nació el 12 de enero de 1899 en Olten, Suiza; murió el 12 de octubre de 1965 en Basilea.)

Químico, su padre era empleado de la Swiss Federal Railway. Estudió química en la Universidad de Basilea, donde se doctoró en 1925. Fue a trabajar luego a la J.R. Geigy AG en Basilea, la compañía química de J. R. Geigy al servicio de la cual estuvo la mayor parte de su vida profesional. Inicialmente, trabajó en el estudio de agentes químicos bronceadores para la piel, pero desde 1935, se dedicó a buscar un insecticida de acción rápida y persistente aunque inocuo para las plantas y los animales de sangre caliente. En 1940, patentó uno basado en un compuesto químico que había sido sintetizado por primera vez en 1873, por un estudiante austriaco: se trataba del diclorodifeniltriclorometano, más conocido como DDT, cuya producción era sencilla y de bajo costo. Su patente DDT fue registrada en Suiza en 1940, y en los Estados Unidos y Australia en 1943. En 1948, recibió el Premio Nobel de Fisiología o Medicina por el descubrimiento de las cualidades insecticidas y la utilización de DDT en el control de vectores de enfermedades como la malaria y la fiebre amarilla. Junto con sus derivados químicos, el DDT fue el insecticida más utilizado por un espacio de más de veinte años, pero comenzó a perder crédito cuando se detectaron algunas especies de insectos resistentes. También se descubrió que era dañino para ciertos animales, y a partir de 1960, fue prohibido su uso en algunos países. No obstante, la pulverización residual de interiores con insecticidas contribuyó a la erradicación de la malaria de muchos países durante los años 1950 y 1970, entre ellos los Estados Unidos. Muchos de los trabajos del doctor Müller se publicaron en la revista Helvetica Chimica Acta. Murió a la edad de sesenta y seis años.