Blobel, Günter (Premio Nobel de Medicina en 1999)
Wikipedia commons, sin autor.

Recibió el Premio Nobel por: El descubrimiento de que las proteínas tienen señales intrínsecas que determinan su transporte y localización en la célula.

Importancia de la investigación galardonada: La hipótesis de la señal explica cómo ocurre el transporte celular de las proteínas hacia los orgánulos. Este proceso requiere que haya una señal intrínseca en las proteínas para que éstas sean detectadas en los sitios de destino. Estos estudios han ayudado a comprender el metabolismo celular.


(Nació el 21 de mayo de 1936 en Waltersdorf, Polonia.)

Biólogo, fue nacionalizado en los Estados Unidos en 1987. Era el tercero de siete hijos, su padre fue veterinario. En 1967, se graduó en oncología y toda su carrera la ha desarrollado en la Universidad Rockefeller de Nueva York, en la que es profesor y en cuyo laboratorio de biología celular, en el Instituto Médico Howard Hughes, trabaja actualmente. El gobierno comunista de la República Democrática no le permitió completar sus estudios universitarios, de modo que decidió emigrar a Alemania Occidental en la década de los 50, donde se doctoró en medicina con especialidad en ginecología en la Universidad de Tubinga. En los Estados Unidos, cambió de campo y estudió química. Recibió el Premio Nobel de Fisiología o Medicina en 1999, por sus trabajos realizados en la década del setenta. Durante casi tres décadas ha profundizado en el estudio de las células, facilitando su uso como factorías de proteína (algo vital para el desarrollo de medicamentos y para futuras investigaciones en terapia genética). Dolencias como la fibrosis quística, los cálculos en el riñón a una edad prematura o los altos niveles de colesterol hereditarios pueden llegar a combatirse gracias a su hallazgo, esencial para poder reprogramar las células. Se calcula que el cuerpo de un mamífero alberga hasta mil millones de proteínas, que sirven básicamente para construir los bloques de las células y para actuar como enzimas, mediando reacciones químicas. Las proteínas de nuestro organismo se están renovando constantemente: las destruidas dejan su sitio a las recién fabricadas, que han de saber encontrar su lugar adecuado. Aparte del Nobel, también ha recibido otros premios: el King Faisal Award en 1996, el Albert Lasker Award en Investigación Médica Básica en 1993, el Premio Louisa Gross Horwitz en 1989 y el Premio Internacional Canadá Gairdner en 1982. Es miembro de la National Academy of Sciences, la American Philosophical Society, la Academia Pontificia de las Ciencias y la German Orden pour le Mérite.