Békésy, Georg von (Premio Nobel de Medicina en 1961)
Wikipedia commons, sin autor.

Recibió el Premio Nobel por: sus descubrimientos del mecanismo físico de la estimulación en la cóclea.

Importancia de la investigación galardonada: La audición es una actividad fisiológica muy importante para el ser humano. Uno de sus elementos clave es el oído interno, dentro del cual está una estructura parecida a la de un tubo enrollado en forma espiral, llamado cóclea. Allí se encuentra el órgano de Corti, el cual es el órgano clave para trasformar las ondas sonoras en impulsos nerviosos.


(Nació el 3 de junio de 1899 en Budapest, Imperio austrohúngaro; murió el 13 de junio de 1972 en Honolulu, Estados Unidos.)

Ingeniero y médico, fue el primogénito de Alexander von Békésy y Paula Mazaly. Realizó sus estudios de pregrado en la Universidad de Berna, donde estudió química, tras lo cual obtuvo su doctorado en física en la Universidad de Budapest en 1926. Comenzó su carrera en la Compañía Telefónica de Budapest, donde llegó a ser director del laboratorio de investigaciones. Trabajó también en la Universidad de Budapest, en el Instituto Karolinska de Estocolmo y, en 1947, se trasladó a Estados Unidos, donde fue profesor de la Universidad de Harvard y, desde 1966, profesor de la Universidad de Hawai. Realizó complicados estudios acerca del funcionamiento del oído, que han permitido un mejor diagnóstico de sus enfermedades y tratamiento, especialmente con mecanismos de estimulación acústica. Su pasión por el estudio del área auditiva se vio especialmente suscitada durante su tiempo de servicio durante la segunda guerra mundial, estudiando las señales de telecomunicaciones, si bien ya antes había estudiado el funcionamiento del oído. El órgano de la audición es el caracol o cóclea, una de las partes en que se divide el oído interno, que contiene en su interior una lámina enrollada en espiral de naturaleza ósea, sobre la que reposa otra membranosa, la membrana basilar, compuesta por varios miles de fibras elásticas; las más cortas, de 0,04 mm, están situadas en la entrada del caracol, mientras que las más largas, de 0.495 mm, se encuentran del otro extremo. De los análisis de Békésy sobre la propagación de las ondas sonoras en la membrana basilar, se concluye que las de alta frecuencia alcanzan su máxima intensidad en la zona situada junto a la entrada, donde hacen resonar a las fibras más cortas, mientras que las de baja frecuencia se propagan hasta alcanzar un pico en la región más alejada. También dedujo que la sensación de tono y volumen dependen de la posición y número de los receptores nerviosos situados en las células del órgano de Corti, que se apoya sobre la membrana basilar (Alfonseca, 1999). Estos descubrimientos le significaron el reconocimiento mundial en 1961 al recibir el Premio Nobel de Fisiología o Medicina. Entre otros de sus reconocimientos se cuentan dos doctorados honoris causa de las universidades de Munster, Padua, Buenos Aires, Hawai y Berna. Fue recipiente de la Medalla Leibniz de la Academia de ciencias de Berlín en 1937, del Premio Guyot de habla y etiología en 1939, el Premio de la Academia de Ciencias de Budapest en 1946, entre otros. Falleció en Hawai, a la edad de 73 años.