Bárány, Robert (Premio Nobel de Medicina en 1914)
Foto: Wikipedia commons, sin autor.

Recibió el Premio Nobel por: su trabajo en la fisiología y patología del aparato vestibular.

Importancia de la investigación galardonada: El oído interno es una cavidad hueca en el hueso temporal del cráneo; está constituido por los laberintos óseo y membranoso. Es una estructura esencial para mantener el equilibrio.


(Nació el 22 de abril de 1876 en Viena, Imperio austrohúngaro; murió el 8 de abril de 1936 en Uppsala, Suecia.)

Médico, neurólogo y otólogo, su padre era el director de una granja y su madre, Maria Hock era hija de un reconocido científico. El doctor Bárány realizó todos sus estudios en Viena, se graduó de la facultad de medicina en 1900 y efectuó luego prácticas de medicina interna, neurología y psiquiatría en Alemania. En 1903, comenzó la práctica quirúrgica con el profesor Politzeren la Clínica del Oído del Hospital General de Viena donde permaneció los siguientes diez años. Definió las respuestas normales y anormales a diferentes estímulos térmicos aplicados al órgano de la audición, enfocándose principalmente en la función de laberinto y en los canales semicirculares del oído. Mediante sus investigaciones, describió signos y síndromes; e ingenió pruebas para el estudio de la función vestibular y su relación con el cerebelo. Asimismo, estudió las enfermedades del sentido del equilibrio e ideó una prueba para distinguir entre el vértigo vestibular, originado en el oído, de aquel que se debe a un tumor cerebral. Describió procedimientos para tratar la otosclerosis y sirvió como cirujano durante la Primera Guerra Mundial, siendo pionero en el tratamiento de las heridas por armas de fuego en el cerebro. En 1914, fue galardonado con el Premio Nobel de Fisiología o Medicina por sus trabajos en la fisiología y patología del aparato vestibular. Las noticias de su galardón llegaron a oídos del doctor Bárány cuando se encontraba en un campo para prisioneros de guerra en Rusia; pues hacía parte del cuerpo médico del ejército austriaco. El Doctor fue liberado hasta 1916, gracias a la intervención de instituciones y cuerpos diplomáticos. El Nobel le fue entregado por el rey de Suecia en la ciudad de Estocolmo. Tras su liberación, fue acusado de plagio y omisión científica, pero fue absuelto de los cargos por el Instituto Karolinska. Vivió el resto de sus días en Uppsala, Suecia, como profesor y jefe del servicio de otología de la Universidad de Uppsala. El doctor Bárány sufrió un derrame cerebral y quedó hemipléjico, tiempo después murió a la edad de cincuenta y nueve años.